1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://ropaninos.about.com/od/tiposropa/tp/Vestidos-Sencillos-De-Verano-Para-Ni-nas.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Vestidos sencillos de verano para niñas

Para vestir a diario y fáciles de hacer en casa

De

Los vestidos que se llevan en verano para niñas cuentan con cortes y patrones que apenas varían de un año a otro, y que muchas mamás recordamos haber usado de pequeñas. Los más sencillos aportan facilidad a la hora de vestir a nuestras hijas, frescura, y comodidad para el día a día de las niñas cuando hace calor.

Estos vestidos estivales se pueden comprar o bien hacer en casa a poco que se sepa coser. Su mermada estructura permite aventurarse con las telas y los hilos en casa. Bien comprando los patrones, o sacándolos de otras prendas, podrás ampliar el armario de tu niña en pocas horas.

Canesú elástico

Foto © Zara.com

Son los vestidos más frescos y rápidos de poner tanto para niñas como para mamás. Según la tela elegida o el estampado, pueden convertirse en vestidos para fiesta o ceremonia. Su sencillez, sin embargo, permite que su uso diario para actividades cotidianas como jugar, ir al colegio, a la playa o a la piscina.

Admite prácticamente todo tipo de estampados o lisos, y de telas, aunque las de algodón o lino más ligeras resultan perfectas. El de la foto es de Zara y se adorna con un gran volante en el bajo. El modelo de canesú elástico se puede hacer en casa con una tela que cubra el largo de la niña, el doble de su ancho, con hilo normal e hilo elástico. Lo más común es que incorpore sencillos y finos tirantes.

De tirantes

Foto © Gap.com

Encajan en el estilo anterior y en un canesú o cuerpo liso alto o hasta la cintura, en un cuerpo tejido, o en un vestido que desde los mismos tirantes abre el vuelo a base de volantes o de fruncidos en aumento.

En el vestidito de la foto, de Gap, los tirantes recorren el escote de un cuero liso, de cuya cintura parte una falda con amplio vuelo. Los tirantes, tanto anchos como estrechos, son muy fresquitos, también muy cómodos de poner, pero en un cuerpo liso o con jaretas y otros adornos, pueden otorgar a la prenda mucha elegancia.

Línea evasé

Foto © Amazon.com

Uno de los cortes de vestido que mejor sienta a niñas y mayores, porque es perfecto para disimular gorduras. Se trata de un patrón muy sencillo que admite más o menos vuelo en función del gusto personal o de la tela; si es más fina, se le puede dar mayor amplitud a la falda. El de la foto es de Lili Pulitzer, visto en Amazon.com , y aporta el toque de elegancia del encaje bicolor.

Su sencilla estructura cuenta con un patrón delantero y otro trasero que incluyen tirantes, cuerpo y vuelo en una sola pieza. Su holgura permite que muchos carezcan de cremalleras, aunque si son más ajustados en el cuerpo superior, pueden llevarlas por detrás o en un lado. También se pueden encontrar con mangas pequeñas. Las que mejor quedan son las de tipo japonesas o fruncidas, formando un volante.

Corte tipo camiseta

Foto © Gap.com

Es también un clásico sencillo que se puede poner a cualquier edad. Casi siempre de algodón, admite infinidad de colores, estampados, aplicaciones y estampaciones. El de la foto, de Gap, incluye una banda en el bajo de brillantes lentejuelas con color estampado. Si los adornos no son sofisticados, es el vestido perfecto para la playa, piscina, el parque o el paseo veraniego.

Si quieres hacerlo en casa, una camiseta vieja de la niña puede servirte de patrón. Elige la tela que quieras y corta el delantero y el trasero, pero aumentando por el bajo hasta tener el largo deseado. Como mejor queda es bien justo por encima de las rodillas, o justo por debajo. Si lo dejas a la altura de medio muslo, tendrás una camisola perfecta para poner con leggins o con shorts.

Cuerpo y falda

Foto © The Children Place

Se trata del diseño más tradicional de vestido que existe y a su estructura se le pueden incorporar mangas, escotes, vuelos y adornos de todo tipo. El de la foto, de The Children Place y es el más sencillo. El cuerpo va sin mangas, con un escote redondo, y de la cintura parte una falda de vuelo fruncido, adornada con un sencillo lazo. Es el imponente estampado floral, tendencia de primavera-verano, el que otorga esplendor al vestido.

Para hacer en casa el patrón del cuerpo se puede sacar de cualquier topo blusa heredada, incluidas las mangas si se quieren incorporar, al igual que la falda fruncida, el más fácil de todos los vuelos. Las faldas pueden ser también tableadas o con volantes y los escotes variar y ser más amplios con tirantes anchos, tipo barco, con cuello camisero, peter pan, o bien escote halter, anudado al cuello.

Volantes protagonistas

Foto © The Children Place

El vestido de la foto, también de The Children Place, es tan fácil de poner y quitar y tan fresco como otros estilos, pero los volantes ofrecen el plus de diseño que proporciona versatilidad. Si la tela es más elegante, se puede pensar en un vestido de fiesta, para acudir a una comunión o boda, o para lucir en la iglesia. Si es algodón, lino, o un tejido más corriente, se convierte en un modelo fresco para el "todo trote" veraniego.

Se puede hacer en casa tomando como ejemplo una camiseta de tirantes y midiendo el contorno bajo el pecho de la niña. El primer volante se realiza frunciendo la tira de tela del doble de esa medida. El resto de volantes se incorporan cosidos a la base tipo camiseta, por debajo uno del otro, y realizando los dobladillos posteriormente, para ajustar el largo como interese.

Envolvente o wrap-dress

Foto © Gap.com

Se trata de un vestidito aparentemente sofisticado. Según su tejido o estampado puede resultar excelente para vestir a las niñas, o las adolescentes en una ocasión especial, o para diario. Si lo quieres comprar, está en Gap y es un diseño original de Diane Von Furstenberg , quién se hizo famoso con él para las mayores en los años 70.

Se puede hacer en casa bien adquiriendo el patrón, sacándolo de una revista, o adaptando el de un vestido camisero. Sólo hay que alargar cada lado delantero hasta el lado contrario desde la cintura hasta el bajo y coser las tiras de tela que servirán para atarlo.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.