1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://ropaninos.about.com/od/educarconropa/a/Los-Colores-Que-Sientan-Bien-A-Los-Ni-nos-Latinos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Los colores que sientan bien a los niños latinos

Los fuertes e intensos, debidamente combinados, resaltan su belleza natural

De

Los colores que sientan bien a los niños latinos

Ropa para niños de la firma Lourdes, con colores vibrantes, perfectos para el físico de los niños latinos.

Foto © FIMI

Los colores del atuendo dicen mucho también de la personalidad de los niños y de su estado de ánimo y usarlos bien es una de las claves para vestir de forma adecuada, correcta e, incluso, elegante. Para ello debemos tener en cuenta, además de sus gustos, cuáles son los colores que mejor les sientan a la cara, el pelo y el cuerpo, y los que más partido van a sacar de su físico en general.

Piel y pelo oscuro

Los latinos, y nuestros niños, tenemos la piel generalmente más oscura, al igual que el pelo, y los ojos también suelen ser de tonos marrones o negros, y con gran profundidad en la mirada. Por supuesto, estamos generalizando, porque puede haber variaciones con pelo más claro u ojos de tonos verdes o azules. Estos rasgos nos conceden la oportunidad de utilizar una paleta cromática en la ropa más llamativa y diversa que la oportuna para las personas con la tez, la piel y el pelo más claro.

Un fuerte tono fucsia, o cualquier color neón, en personas de físico con tonos claros, pueden resultar demasiado llamativos o incluso vulgares. En un niño o niña latino, los tonos neón, por ejemplo, aportan la luminosidad que matiza el tono oscuro de la tez o el pelo.

Colores que les iluminan

La tradición latina está llena de muestras de cuáles son los colores que les convienen a nuestros hijos. Desde los trajes tradicionales en México, Perú, Bolivia o España, a los llamativos colores de los textiles y la decoración de las casas, los colores cálidos, fuertes y vibrantes son los que predominan en nuestra cultura.

Así, es el color rojo, los rosas fuertes, los naranjas, amarillos, corales, dorados, y en general, todas las derivaciones de la luz solar, las que sientan bien a las pieles morenas y aceitunadas, a los cabellos oscuros y los ojos profundos. También los tonos azules y verdes fuertes, y los derivados de combinar azules con rojo (morados, berenjenas…)

Teoría de la temperatura del color; piel cálida

La experiencia y el gusto personal son las pautas que seguimos a la hora de vestir a los pequeños. No obstante, debemos observar el tono de su piel, principalmente de la cara, para tener una guía más fiable de qué colores son sus aliados. Por una tela fucsia y otra rosa palo a cada lado de la cara de tu hija, y tu vista no te va a engañar. Sabrás que es el fucsia el que le sienta bien.

Si el niño o la niña tienen el pelo moreno o castaño, y la piel también morena, tostada o muy oscura, también llamada por los expertos en color piel cálida, les favorecerán los colores con base amarilla, los solares, los tierra, los naranjas, los dorados, y los verdes y azules, tanto vivos como cálidos.

Piel fría

Si son igualmente morenos o castaños, pero su piel es más clara, es decir, fría, les quedarán bien los tonos más fríos, como los azules en general, los rojos intensos con los que contrastarán de maravilla, los rosas, púrpuras o morados, y los plateados.

No obstante, por muy clara que tengamos la piel, nuestros rasgos latinos parecen estar hechos para vestir los colores rojos, que transmiten energía, pasión y carácter, así como los rosas fuertes, los morados y berenjenas. Estos tonos sólo admiten dudas entre los aspectos nórdicos, que pueden quedar anulados con su intensidad.

Los básicos para combinar

Independientemente de la temperatura de la piel, los niños y las niñas latinos pueden ir muy guapos si se visten con ropa negra o blanca, siempre que no sea de forma monocromática. O con el blue jean tradicional y los grises. Son tonos tan socialmente adoptados como neutros, que quedan bien a poco que se les combine con otros, porque aportan equilibrio y elegancia.

A estos colores básicos hay que meterles la viveza del contraste de un amarillo, rosa chicle o verde fuerte si es moreno de piel y pelo, y un azul, morado o rojo si es moreno de piel clara. El blanco aporta luz y contraste, y el negro contraste y sobriedad, siempre que se utilicen como complementos, para combinar. No olvidemos que estamos vistiendo a niños.

Caquis y pasteles

Aunque no destacan demasiado con los cabellos oscuros, la gama de colores cámel, beige, vainilla y chocolate son también perfectos para combinar con los que sí les alegran la cara. Bastará con utilizarlos en las prendas más alejadas de la tez y el pelo, o de segunda capa (chaquetas o jerséis) contrastando con los colores más intensos en las blusas, polos o vestidos, prendas que siempre están cerca del rostro.

Igual que ocurre con los cámel o caqui, los colores pasteles, siempre perfectos para vestir a las niñas y a los bebés, van a dar todo el protagonismo al físico de nuestro pequeños, que sale ganando con el contraste. Además, los lindos colores pasteles suavizarán los rasgos, resaltarán la belleza natural y aportarán ternura y encanto.

Seguir bien las tendencias

En el otoño-invierno 2012-13 se llevaron los tonos marrones y los azules. A priori, no son los más favorecedores para las pieles y cabellos latinos. Sin embargo, la moda siempre nos deja elegir entre tendencias para dar con el color que da alegría a la cara de nuestros hijos. Así, esa temporada, los verdes militares, berenjenas, púrpuras, y los clásicos rojos y azules más brillantes, aportaban a nuestros hijos la posibilidad de ir a la última con colores que les favorecían. Elige siempre entre las tendencias las que les convienen a su aspecto físico.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.