1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://ropaninos.about.com/od/disfracesinfantiles/tp/5-Formas-De-Hacer-Un-Disfraz-F-Acil-Y-R-Apido.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

5 formas de hacer un disfraz fácil y rápido

Disfraces caseros que se hacen en un día

De

Si tienes que renovar disfraces para tus hijos el próximo Halloween, o quieres tener ideas frescas para el próximo festival navideño del colegio, o bien adelantarte al carnaval o cualquier otra fiesta de disfraces, ten a mano estas cinco ideas sencillas para hacer disfraces de los niños.

Aunque no tengas tiempo, y carezcas de conocimientos sobre costura, podrás lucirte porque con estas formas básicas podrás hacer cualquier disfraz y en un solo día (inglés). Tan sólo necesitaras materiales muy básicos y baratos, una imagen del disfraz que quieres realizar, imaginación, y apenas una tarde libre para realizarlos. Involucra a toda la familia contigo y dar rienda suelta a vuestra imaginación. Seguro que conseguirás destreza y en tu casa se estrenarán disfraces cada año.

1. Con dos rectángulos, uno delante y otro detrás

©Marian Álvarez

Esta idea es una de las más rápidas de hacer y de las más versátiles. En el ejemplo se han realizado dos disfraces de naipe, pero pueden servir para cualquier otro objeto o personaje. Bastará con recortar dos rectángulos de tela "estructurada". Se trata de una tela muy fina y algo brillante que viene unida a medio centímetro de goma espuma. Así tiene "cuerpo" y mantiene la forma y la estructura.

Los dos rectángulos deben medir desde los hombros del niño hasta el largo apropiado según el tema del disfraz. Por ejemplo; uno de la estatua de la libertad debería medir hasta los pies. Puedes poner dos tiras de tela a modo de tirantes y dejarlo suelto, o unirlo en las esquinas para que cierre mejor. También debes unir los costados con dos trozos de tela. Lo puedes coser a máquina, o pasar los pespuntes a mano si no tienes máquina de coser. Después, bien con pintura plástica o con trozos de tela pegados o cosidos, dibujas los motivos que dan identidad al disfraz. Un gorro adecuado puede redondear el resultado.

2. Con una caja de cartón

©Marian Álvarez

¿Tus niños quieren un disfraz muy estructurado o tu presupuesto es más limitado que nunca? Escucha de qué quieren disfrazarse ¿Del personaje de la película Wall-e, como en el ejemplo de la foto? ¿De un coche, de robot, de aparato eléctrico, de nave espacial, de edificio…? Las posibilidades son casi infinitas. Mide a tu hijo, busca y consigue la caja apropiada, abre hueco suficiente para la cabeza y los brazos, y deja libre la parte inferior para las piernas. Realiza con cartón sobrante los complementos que sean necesarios y utiliza toda la cinta adhesiva y el pegamento que necesites. Después, utiliza pintura no tóxica en spray, o un pincel o rodillo, y detente en los detalles que le dan carácter al disfraz, como las letras o dibujos. Unos buenos leggins, una camiseta y un gorro dejarán el conjunto perfecto.

3. Con bolsas de basura

©Marian Álvarez

En el mercado hay bolsas de basura casi de todos los colores. No hace falta decir que las grandes y negras para jardín son perfectas para hacer capas, túnicas y el resto de elementos propios de cualquier disfraz de Halloween. Échale imaginación y únelas, bien cosidas, bien grapadas o pegadas. Puedes hacer el traje que te apetezca. En la foto verás que el de "La bella y la bestia" lleva mucha "tela". Sólo un detalle a tener en cuenta. Como es plástico, es fácilmente incendiable. Procura hacérselo a los niños más mayores o adolescentes, o a los pequeños sin demasiado "vuelo", para que no corran riesgos.

4. Patrón de túnica fácil

©Marian Álvarez

Aunque no sepas coser, vas a sentir orgullo si te atreves con el patrón más fácil del mundo. Mide la altura de tu hijo desde el cuello hasta el largo del traje que quieres hacerle. Debes comprar el doble de tela. También puedes aprovechar viejas cortinas, colchas o sábanas. Dobla la tela por la mitad y ésta a su vez por la mitad de nuevo. En la esquina central haz un corte simulando la cuarta parte de un círculo pequeño. Por ahí va a entrar la cabeza. Cose a mano o a máquina una costura que cierre las mangas y otra que cierre los lados. Ambas costuras se unen en la axila. Recorta el sobrante y ya tienes la túnica. Con ella puedes convertir a los niños en fantasmas, brujas, magos, luchadores medievales, chinos… Sólo elige bien la tela, y con pegamento o cosidos puedes poner remates con cintas, cuentas o lazos. Sólo tienes que dejar volar tu imaginación y tendrás el traje que quieras.

5. Recicla ropa vieja

©Marian Álvarez

Si vas a tirar un pantalón deportivo, un short, una falda o una camiseta, piensa en que puede ser la base para un disfraz, sobre todo en Halloween. Bastará con retales de tela que tengas por casa como tul, sedas, o incluso vendas. Cose o pega la tela cortada o rasgada y ya tienes un traje de zombie. Si quieres cualquier otro disfraz, por ejemplo, de mendigo, cose trozos de tela encima de la prenda y mánchala un poco. Hay muchas más ideas posibles. Seguro que si te pones a pensar, te surgen más de una. Disfruta reciclando la ropa y consigue que tus hijos sean los más originales de la fiesta.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.